Dark

Light

Dark

Light

Scroll to top

¿Qué es la alopecia nerviosa?

alopecia nerviosa

La alopecia nerviosa es un problema de salud capilar que aparece en situaciones de estrés y ansiedad. Puede afectar tanto personas con un pelo que estaba perfectamente sano hasta el momento en el que empezó a caerse o a aquellos que tenían ya un problema de alopecia, aumentando y acelerando la pérdida de pelo.

A diferencia de otro tipo de pérdidas de cabello, la alopecia nerviosa es reversible aunque suele manifestarse de una forma mucho más rápida e intensa. Las personas afectadas por este problema suelen perder grandes cantidades de cabello de golpe. De hecho, aunque varíe en función de la forma en la que se manifieste, aquellos que sufren alopecia nerviosa pueden llegar a tener hasta el 70% de sus folículos afectados por este problema.

En este artículo vamos a desvelar todas las claves de la alopecia nerviosa. Empezamos por su definición, seguimos explicándote cómo diferenciar este problema de otros tipos de pérdida de cabello, respondemos a la duda de si el pelo vuelve a crecer y te explicamos cómo frenar la caída.

Definición de alopecia nerviosa

Se trata de una pérdida de cabello que el paciente empieza a experimentar después de sufrir una situación emocional extrema. Es decir, que aparece normalmente como consecuencia de una depresión, problemas de ansiedad o un periodo de estrés continuado.

Esta se produce porque al pasar por estas situaciones nuestro organismo libera una hormona llamada cortisol, que en cantidades elevadas afecta al funcionamiento habitual de nuestro organismo. Provoca un malestar físico y mental que, entre otras muchas causas, afecta a la salud de nuestro cabello.

Las cantidades elevadas de cortisol hacen que se ralentice la circulación sanguínea y dificultan la absorción de agua y nutrientes. Como consecuencia, los folículos pilosos no pueden funcionar con normalidad y el pelo se debilita y se cae.

¿Cómo sé que sufro alopecia nerviosa y no de otro tipo?

A muchas personas que empiezan a sufrir alopecia nerviosa les cuesta diferenciarla de otros tipos de pérdida de cabello, confundiéndola en numerosas ocasiones con la alopecia androgenética; la que es irreversible y debida a factores hormonales y hereditarios.

Sin embargo, la alopecia nerviosa se distingue muy fácilmente ya que cuando comienza lo hace de una forma brusca y repentina. Mientras que con otros tipos la pérdida de cabello se va dando de una forma más gradual.

Principales tipos de pérdida de cabello relacionados con el estrés

El estrés está relacionado principalmente con tres tipos de pérdida de cabello, que pueden incrementarse debido a otros muchos factores:

  1. Efluvio telógeno: Se trata de una alteración del ciclo de crecimiento del cabello. Lo que ocurre, explicado de una forma sencilla, es que debido al estrés el ciclo se altera y una cantidad más alta de lo normal de folículos entran en reposo a la vez. Esto provoca que el crecimiento se detenga y una gran cantidad de pelos se desprendan a la vez.
  2. Alopecia areata: Aunque se relaciona con una respuesta autoinmune, este tipo de alopecia puede acrecentarse o desencadenarse con el estrés. Este tipo de pérdida de cabello se caracteriza por una pérdida de mechones de pelo en zonas localizadas de la cabeza.
  3. Tricotilomanía: Es un trastorno obsesivo-compulsivo relacionado con el estrés y la ansiedad que lleva al paciente a arrancarse su propio pelo.

¿El pelo vuelve a crecer?

Sí, una vez que la situación de estrés o ansiedad desaparece o se normaliza el paciente se estabiliza y el pelo empieza a crecer. Aunque no siempre se recupera en las mismas condiciones que se disfrutaban antes de tener este problema.

La mejor opción es que consultes con un especialista en salud capilar como los que trabajan en clínica Inpylus. De esta forma podrás, por un lado, asegurarte de que tu problema de salud capilar se debe solo a una alopecia nerviosa y no hay más factores en juego; por el otro, podrás recibir un tratamiento personalizado para estimular el crecimiento de tu cabello si lo necesitas.

¿Hay alguna forma de frenar la alopecia nerviosa?

Ante la alopecia nerviosa, el primer enfoque tiene que ser psicoterapéutico. Para que este tipo de pérdida de cabello se detenga es necesario abordar el origen del problema y evitar que o sus desencadenantes desaparezcan o contar con las herramientas necesarias para afrontarlos.

Por eso, la mejor solución es intentar cambiar de hábitos o consultar a un profesional que te ofrezca apoyo psicológico si lo necesitas.

Una vez superado el factor que estaba desencadenando tu alopecia nerviosa puede que además necesites ayuda para recuperar tu salud capilar. En ese caso puedes contar con profesionales expertos en este campo para recibir el asesoramiento que necesitas.

En clínica Inpylus te ofrecemos una primera cita 100% gratuita en la que podremos analizar tu problema y sus causas para ayudarte a encontrar la mejor forma de recuperar la salud de tu pelo. ¡Reserva ya! ¡Te esperamos!

Compartir este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Suscríbete a nuestra newsletter

No haremos spam

Sigue leyendo

cómo fortalecer el pelo

¿Cómo fortalecer el pelo?

¿Te preguntas cómo fortalecer el pelo? A todos nos gusta tener un pelo fuerte, sedoso y brillante y con las recomendaciones y un poco de ayuda si es necesario todos podemos lograrlo

suscríbete a nuestro blog para recibir consejos

Subscríbete a nuestra newsletter

No hacemos spam