Tratamiento para la caída del pelo

“No esperes a que sea demasiado tarde para tu cabello”.

Inpylus - Cabecera Tratamiento Medico

Cada vez más personas se convencen de que cuidar nuestra salud capilar con un tratamiento para la caída del pelo mejora la calidad de vida, ya que forma parte del cuidado del aspecto físico. Por ello, los tratamientos capilares se están convirtiendo en la forma de prevenir y mejorar los efectos de alopecia. 

Es fundamental ponerse en manos de profesionales para obtener una correcta valoración y prescripción de los mismos y un tratamiento para la caída del pelo a nuestra medida..

Hasta no hace mucho tiempo existía un protocolo estándar para todos los pacientes con alopecia. Afortunadamente, en la actualidad esta situación ha cambiado sustancialmente. Los estudios genéticos nos han permitido cambiar el planteamiento del tratamiento para la alopecia, dándonos la posibilidad de utilizar los fármacos y sustancias idóneas para cada paciente; definiendo así un tratamiento totalmente personalizado.

1. TEST GENÉTICO PARA ALOPECIA

El test genético nos permite afinar el tratamiento para la caída del pelo lo máximo posible en función de las características únicas del paciente: sus genes, mutaciones que presente y la ruta metabólica implicada.

A través de una muestra de saliva se analizan 48 variaciones genéticas relacionadas con la alopecia que se encuentran dentro de 13 genes. Además, a través de una anamnesis del paciente se estudian otros factores extrínsecos relevantes como estrés, la calidad del descanso, hábitos cosméticos, datos de salud, etc; que si no son tanto la causa de la caída del pelo, sí pueden acelerarla.

El Test genético  tiene una alta precisión con análisis genéticos de reproducibilidad del 99,9%. Está basado en tecnología de microarrays de ADN y las formulaciones personalizadas que se sugieren son generadas por un algoritmo patentado.

 

2. PLASMA RICO EN PLAQUETAS (PRP)

El tratamiento de plasma rico en plaquetas (PRP) es una técnica de bioestimulación que utiliza factores de crecimiento obtenidos de la propia sangre del paciente. A través de una simple extracción de sangre obtenemos una muestra que sometemos a un proceso de centrifugación con el que obtenemos la fracción de plasma rico en plaquetas que necesitamos.

Las plaquetas son conocidas por contener una gran cantidad de factores de crecimiento con potencial terapéutico ya que promueven la formación de vasos sanguíneos e intervienen en reacciones inmunitarias  El objetivo de este tratamiento para la caída del pelo es la reactivación del cuero cabelludo y el crecimiento natural de cabello.

Es un procedimiento autólogo, es decir, se obtiene de la propia sangre del paciente. No hay posibilidad de rechazo ni contagio de enfermedades infecciosas, lo que lo convierte en una técnica muy segura.

La aplicación se realiza mediante microinyecciones prácticamente indoloras.

¿Cómo actúa?

El plasma rico en plaquetas permite aislar y emplear los factores de crecimiento presentes en la sangre del propio paciente para:

  • Mejorar sustancialmente la red capilar que nutre el cabello mediante la formación de nuevos vasos sanguíneos y vascularización del folículo piloso, lo que permite un crecimiento más rápido.
  • Estimular la formación de colágeno, elastina y ácido hialurónico; lo que da lugar al engrosamiento de la estructura del pelo.
  • Revertir aquellos pelos que están miniaturizados, convirtiéndolos en pelos sanos con un crecimiento normal.

En líneas generales este tratamiento está indicado en aquellos casos en los que necesitamos:

  • Mejorar el tejido epidérmico del cuero cabelludo.
  • Frenar el avance de la alopecia.
  • Apoyar el crecimiento después del trasplante capilar.
  • Prevenir la caída del cabello.
  • Mejorar la calidad del cabello en pacientes con pelo fino y débil.
  • Compensar una pérdida de volumen y densidad del cabello.

 

PRP y tipos de alopecia

 

PRP Y ALOPECIA ANDROGENÉTICA

La alopecia androgenética, además de ser el tipo más frecuente de alopecia tanto en hombres, como en mujeres, se caracteriza por retrasar el crecimiento del pelo, aumentar el tiempo de inactividad folicular y dañar al folículo ocasionando su involución progresiva.

El PRP beneficia al folículo piloso que sufre de alopecia androgenética debido a que acelera la fase de crecimiento capilar y disminuye la duración de la fase de inactividad. Esto retrasa la caída del cabello y lo fortalece. Además, aumenta el suministro de oxígeno y nutrientes a través de la formación de nuevos vasos sanguíneos.

PRP Y EFLUVIO TELÓGENO

El efluvio telógeno es la segunda causa más frecuente de calvicie, después de la alopecia androgenética.

Consiste en un tipo de calvicie por estrés en la que los folículos pilosos entran automáticamente en la fase telógena o fase de inactividad y, posteriormente, se produce pérdida de cabello de forma localizada.

El efluvio telógeno es causado por situaciones estresantes como el parto, la lactancia, la quimioterapia o cambios bruscos de dietas, entre otras. Una vez cesado el factor estresante, suele revertirse. Sin embargo, no siempre ocurre esto y es preciso un tratamiento que potencie los folículos pilosos inactivos.

La aplicación del tratamiento de PRP en el efluvio telógeno disminuye rápidamente la pérdida de cabellos, estimula el crecimiento capilar, acorta la fase de inactividad y mejora la nutrición y oxigenación del folículo. 

PRP Y ALOPECIA AREATA

La alopecia areata es un tipo de alopecia caracterizada por la pérdida de cabello no cicatricial del cuero cabelludo y/o del cuerpo de base autoinmune

Aunque es una enfermedad muy compleja de tratar, se ha demostrado que el plasma rico en plaquetas ofrece beneficios como un tratamiento alternativo para tratar este tipo de alopecia.

PRP Y ALOPECIA FIBROSANTE

La alopecia frontal fibrosante es una forma de alopecia cicatricial cada vez más frecuente y cuyo origen no está definido. Suele afectar a mujeres a partir de la menopausia, aunque cada vez son más frecuentes los casos en mujeres pre-menopáusicas y en hombres.

Los resultados sobre la inflamación parecen positivos y este tratamiento podría frenar el proceso de la fibrosis en este tipo de pérdida de cabello. En el caso de la alopecia frontal fibrosante también mejora la atrofia (adelgazamiento de la piel) que aparece durante la enfermedad.

 

3. MESOTERAPIAS

La mesoterapia es un tratamiento para la caída del pelo que consiste en aplicar múltiples inyecciones intradérmicas (dermis profunda) con diferentes fármacos según las patologías a tratar. Es utilizada en distintas especialidades médicas, siendo especialmente interesante su uso como tratamiento de la alopecia.

Se puede emplear como tratamiento único o en combinación con otros.

El contenido de la solución se personaliza en función del tipo de alopecia y de las necesidades de cada paciente.

Es recomendable realizar previamente un test genético de alopecia ya que este análisis nos proporciona la información necesaria para elaborar fórmulas de mesoterapia con las sustancias idóneas para el paciente y, por lo tanto, totalmente personalizadas a sus necesidades.

Mediante la inyección de diferentes sustancias, tales como reguladores hormonales de la enzima reductasa en la alopecia androgenética, vasodilatadores que aumentan el flujo sanguíneo para el desarrollo del folículo piloso, oligoelementos para favorecer la producción de factores de crecimiento y contrarrestar el estrés oxidativo y vitaminas que regeneran el epitelio y mejoran la calidad del folículo; vamos a conseguir frenar la caída del cabello, estimular la actividad de folículos hipoactivos y fortalecer el cabello.

Mesoterapia con Dutasteride

Es un tratamiento para la alopecia androgenética masculina y femenina. Este fármaco se emplea también por vía oral por su potente efecto inhibidor de la enzima 5-alfa reductasa, implicada de forma directa en el proceso de alopecia, ya que bloquea el paso de testosterona a DHT en el folículo piloso. La disminución de la actividad de la DHT consigue disminuir la progresión de la alopecia e incluso revertirla parcialmente en casos precoces. 

Tanto el Dutasteride como el Finasteride son fármacos seguros pero no están exentos de efectos secundarios por su efecto sistémico. Por lo que una de las principales ventajas de las microinfiltraciones con dutasteride es el efecto local del fármaco, manteniendo la eficacia y minimizando los efectos secundarios. Este se puede utilizar como tratamiento único sustituyendo la medicación oral o como complemento para potenciar la acción de otras terapias.

Las microinfiltraciones de Dutasteride de forma directa sobre el cuero cabelludo pueden ser dolorosas, por lo que se aplica anestesia local previa a la infiltración.

El tratamiento se debe realizar de manera personalizada en cada caso, dependiendo de las necesidades de cada paciente.

La vida media del fármaco es de varias semanas, por lo que el procedimiento se puede realizar cada 3 o 4 meses. La periodicidad variará según el tipo de paciente y si se están realizando otros tratamientos.

Habitualmente, se realiza un tratamiento intensivo durante el primer año (4-5 sesiones) y una vez alcanzada la máxima mejoría esperable (entre los 12-18 meses) se pueden espaciar más las sesiones como terapia de mantenimiento con unas 2 o 3 sesiones al año para mejorar la densidad capilar.

En muchos pacientes que reciben un tratamiento oral, realizamos además alguna sesión de microinyecciones de Dutasterida al inicio del tratamiento para conseguir un resultado más rápido. Nuestro profesional médico le indicará la pauta aconsejada en su caso en particular.

¿Por qué confiar en un tratamiento médico?

Si tienes claro que la mejor manera de solucionar un problema es hacerlo antes de que ocurra, el tratamiento médico está hecho para ti.

Analizamos tu caso concreto para que tengas el que más se adecúa a tus características y circunstancias.

Obtendrás una mejora clara y significativa en la calidad del pelo y notarás como su caída se retarda.

Inpylus - Tratamiento Medico

Actúa ya y para la caída de tu pelo.

Pin It on Pinterest

Share This