Dark

Light

Dark

Light

Scroll to top

Dejar de fumar mejora el pelo, ¿lo sabías?

Dejar de fumar mejora el pelo

Uno de los primeros efectos que notan los ex fumadores es que dejar de fumar mejora el pelo. Y es que el tabaquismo perjudica enormemente al organismo, afectando a la salud general y, por supuesto, a la capilar.

El humo del tabaco en concreto es lo que más afecta negativamente a nuestro pelo, ya sea porque lo inhalemos directamente como porque estemos expuestos a él frecuentemente por compartir espacios de forma habitual con fumadores.

El tabaquismo hace que el pelo pierda su brillo, su color y la elasticidad. Además, este mal hábito se relaciona estrechamente con un aumento de la alopecia. Sin embargo, la buena noticia es que dejar de fumar mejora el pelo notablemente; recuperando su brillo y luciendo mucho más nutrido, sedoso y saludable.

En este artículo te damos todas las claves para que sepas cómo afecta el tabaco a tu pelo y cómo dejar de fumar es la mejor opción para recuperar tu salud capilar.

Fumar perjudica la salud capilar

El tabaquismo afecta a nuestra salud general y sus efectos son especialmente notables en nuestra piel y pelo. La pérdida de brillo, color y elasticidad son los principales efectos que el tabaco tiene sobre nuestro cabello; además de estar muy relacionado con los problemas de alopecia.

El tabaco cuenta con muchos componentes tóxicos, uno de ellos es la nicotina que es un potente vasoconstrictor; es decir, reduce el flujo sanguíneo. Como ya hemos explicado en muchas ocasiones, nuestro pelo necesita una cantidad de nutrientes, vitaminas y minerales para crecer y para obtenerlos necesita que nuestra sangre fluya correctamente y llegue hasta los folículos pilosos.

Un flujo sanguíneo inadecuado provoca que los folículos pilosos no reciban esos nutrientes que necesitan. Como consecuencia, el pelo no puede crecer adecuadamente y empieza a perder su brillo, suavidad y elasticidad para más tarde caerse.

¿Cómo mejora el pelo al dejar de fumar?

Dejar de fumar mejora el pelo y sus efectos pueden observarse muy rápidamente. El tabaco debilita el crecimiento del cabello e incrementa la caída, provocando además que esté más seco y sin fuerza o brillo. En el momento en el que se rompe con este hábito el pelo empezará a volver a su estado natural, recuperando su brillo y luciendo más sedoso, nutrido y saludable.

Otros beneficios físicos de dejar el tabaco

Además de mejorar la salud capilar, dejar de fumar tiene otros muchos efectos beneficiosos en nuestro bienestar físico. Vamos a ver concretamente otros cuatro beneficios para nuestra salud que tiene dejar el tabaco:

  1. Piel más saludable, suave y bonita: Al evitar la nicotina la sangre transporta más nutrientes y oxígeno a todo nuestro organismo, lo que incluye la piel. Al abandonar el tabaco esta empieza recuperar su suavidad y se verá más luminosa, reduciéndose además algunas arrugas que habían empezado a aparecer como consecuencia del tabaco. Los ex fumadores parecen quitarse años de encima al abandonar este hábito.
  2. Más energía: Poco tiempo después de dejar de fumar se pueden empezar a notar los efectos de tener una mejor circulación sanguínea. Entre otros, una mayor vitalidad para hacer ejercicio o cualquier otra actividad física.
  3. Dientes más blancos: Las manchas en los dientes son uno de los efectos más visibles del tabaquismo. Al dejar de fumar estos van recuperando su color natural. Además, el mal aliento también desaparece y la boca se vuelve menos proclive a desarrollar enfermedades y problemas en las encías.
  4. Mejora el gusto y el olfato: Los ex fumadores sienten que estos sentidos aumentan y empiezan a percibir sabores y olores que no eran capaces de sentir cuando fumaban.

Consejos para cuidar el pelo después de dejar de fumar

Con solo dejar de fumar notarás que la salud de tu pelo mejora enormemente pero además te damos algunos consejos extra para que tu cabello recupere su fuerza y brillo más rápidamente:

  1. Lava tu pelo con frecuencia y usa productos específicos: Mantén tu pelo limpio e hidratado y opta por productos para pelo delicado o dañado.
  2. Usa mascarillas y otros tratamientos hidratantes: Generalmente, el pelo afectado por el tabaquismo suele estar seco por lo que necesitará un extra de hidratación.
  3. Córtate el pelo para sanearlo: Elimina las puntas y partes dañadas de tu pelo para ayudarle a crecer más sano.
  4. Consulta con profesionales para recibir un tratamiento específico: Puede que tu pelo necesite un apoyo extra para recuperarse como un tratamiento con minoxidil o PRP capilar. Aunque, recuerda, este siempre tiene que ser recomendado por un profesional experto en salud capilar después de analizar tu caso.

¿Has dejado de fumar y quieres recuperar la salud de tu pelo? ¿Necesitas ayuda para volver a lucir una melena sana y bonita? ¡Confía en la clínica Inpylus! Reserva ya tu primera cita 100% gratuita y descubre qué podemos hacer por ti. ¡Te esperamos!

Contacta con nosotros

Compartir este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Suscríbete a nuestra newsletter

No haremos spam

Sigue leyendo