Dark

Light

Dark

Light

Scroll to top

¿De quién se hereda la calvicie?

De quién se hereda la calvicie

A los especialistas en salud capilar hay una pregunta que nos hacen muy a menudo: ¿De quién se hereda la calvicie? Si estás leyendo este artículo es probable que a ti también te haya surgido esa duda. 

De hecho, puede que hasta recuerdes haber leído en algún sitio que tenías que fijarte en cierto antepasado para saber si vas a llegar a la tercera edad con pelo. ¿Era el padre o el abuelo materno? Espera, ¿y qué pasa en el caso de los hermanos, por qué uno tiene pelazo y el otro lleva con entradas desde los veinte años?

Como posiblemente ya habrás imaginado, para saber si tienes posibilidades de sufrir alopecia hace falta algo más que rescatar los álbumes de fotos familiares. Aunque, te adelantamos, esa leyenda urbana que te invita a fijarte en según qué familiar para saber si tu melena estará a salvo tiene cierto fundamento.  

No podemos contarte de quién se hereda la calvicie pero sí podemos explicarse si este problema de salud capilar es hereditario, por qué no puedes predecir si te va a quedar calvo fijándote en tu familia, otras causas más allá de la genética y qué puedes hacer si estás experimentando los primeros signos de la alopecia androgenética.

¿La calvicie se hereda?

Existen diferentes tipos de alopecia entre la que destaca aquella debida a factores genéticos; la alopecia androgenética o calvicie común. Sin embargo, no podemos decir que la alopecia en sí sea hereditaria; lo que se hereda es la predisposición genética a desarrollar este problema.

Explicado de otra forma mucho más sencilla: la predisposición a sufrir alopecia androgenética es un rasgo hereditario más, como puede ser tener los ojos azules o el pelo pelirrojo. Esto significa que es una característica que puede heredarse… O no. 

Existe un mito muy extendido que dice que para saber si vas a quedarte calvo deberías fijarte en tu abuelo materno. Sin embargo, esta afirmación es muy fácil de desmentir; seguro que conoces a alguna pareja de hermanos en los que uno tiene alopecia y otro no. Además de que, por supuesto, hay otros muchos factores que influyen en la pérdida de pelo; no solo es cuestión de lotería genética.

La calvicie no es solo cuestión de genética

Ya hemos visto que la predisposición a la alopecia es algo mucho más complejo que responder a la pregunta de “¿de quién se hereda la calvicie?” Pero, además, no todo es herencia; hay otros muchos factores que pueden hacer que se caiga el pelo o que pueden acelerar la pérdida. 

Del mismo modo, también existen otros tipos de alopecia con diferentes orígenes que pueden afectar a personas de cualquier sexo y edad. 

Como comentamos, existen diferentes factores que pueden hacer que se te caiga el pelo o, en el caso de que ya sufras un problema de alopecia, pueden acelerar la caída. Estos son algunos de los más comunes:

  1. Desajustes hormonales: Junto con la herencia genética, provocan la alopecia androgenética tanto en hombres como en mujeres.
  2. Estrés: Uno de los principales factores detrás del efluvio telógeno o caída de pelo por estrés.
  3. Déficits nutricionales: Una dieta que no contenga los suficientes nutrientes puede afectar a la salud del pelo, haciendo que este se vea débil, quebradizo y sin brillo.
  4. Enfermedades de origen autoinmune: En estos casos, el propio organismo “ataca” a las fibras capilares haciendo que pierdan su capacidad de producir pelo.
  5. Otras enfermedades como la diabetes o problemas de tiroides: En algunos casos pueden provocar la pérdida del pelo.
  6. Ciertos fármacos y tratamientos médicos, así como el uso de la píldora anticonceptiva: La caída del pelo es un efecto secundario común en bastantes tratamientos.

¿Hay alguna solución para la alopecia androgenética?

Para solucionar la alopecia androgenética se puede actuar tanto de forma preventiva para controlar su avance como a posteriori para recuperar el pelo perdido.

Para frenar el avance de la alopecia androgenética lo habitual es recurrir a diferentes tratamientos de salud capilar como puede ser el plasma rico en plaquetas o PRP para aportar un extra de nutrientes al cabello o mesoterapias con formulaciones personalizadas en función de las necesidades del paciente. Otras opciones son los fármacos especialmente diseñados para tratar la alopecia androgenética como el Dutasteride o el Minoxidil.

En los casos en los que este problema esté más avanzado lo recomendable es actuar para recuperar el pelo perdido. En estos casos lo más recomendable es recurrir al trasplante capilar, una solución efectiva y definitiva que consiste en extraer folículos sanos del propio paciente para reimplantarlos en la zona afectada por la alopecia.

¿Quieres saber qué podemos hacer por ti? Ven a conocernos en una primera cita 100% gratuita. ¡Te esperamos!

Contacta con nosotros

Compartir este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

No haremos spam

Sigue leyendo

Diagnóstico Online Diagnóstico Online