Dark

Light

Dark

Light

Scroll to top

Alopecia por celiaquía: ¿Existe realmente una relación?

alopecia por celiaquía

La pérdida de cabello en personas con intolerancia al gluten es bastante habitual. La alopecia por celiaquía se produce en muchos pacientes que desconocen padecer esta enfermedad y siguen consumiendo gluten. Por suerte, en muchas ocasiones un cambio de dieta adaptado a las necesidades especiales de las personas celíacas puede ser suficiente para revertir este problema.

Ante la duda siempre es recomendable contar con el apoyo de profesionales expertos en salud capilar como los que trabajan en la clínica Inpylus. Nuestro equipo de tricólogos analiza cada caso para detectar el origen exacto detrás del problema de alopecia de cada paciente para pautar el tratamiento adecuado. Si estás empezando a perder pelo y crees que puede ser una alopecia por celiaquía con su ayuda podrás saber si realmente ese es el origen de tu problema de salud capilar y cómo actuar para solucionarlo.

Como primera orientación en este artículo te damos las principales claves sobre la alopecia por celiaquía contándote cómo la intolerancia al gluten puede hacer que se caiga el pelo, cuál es la relación entre celiaquía y alopecia areata y cómo un cambio de dieta puede ser la solución más acertada en la mayoría de estos casos.

La intolerancia al gluten puede provocar pérdida de cabello

Cuando una persona con celiaquía sigue consumiendo gluten uno de los principales efectos es que se produce un daño en su mucosa intestinal. Como consecuencia, y cuando el consumo de esta proteína presente en el trigo, la cebada y el centeno es prolongado en el tiempo, su cuerpo puede tener problemas para absorber vitaminas y minerales.

La pérdida de nutrientes esenciales a largo plazo puede acarrear muchos problemas para la salud de las personas celíacas no diagnosticadas. La caída del cabello es uno de ellos ya que las vitaminas y minerales son esenciales para que el pelo crezca fuerte y sano.

Por otro lado, como veremos en el siguiente punto, la celiaquía también aumenta las probabilidades de padecer alopecia areata.

Celiaquía y alopecia areata

La alopecia areata es aquella que se produce debido a una respuesta autoinmune. Es decir, es provocada porque el propio sistema inmunológico ataca a los folículos pilosos y evita que el pelo pueda crecer como lo haría habitualmente.

Este tipo de alopecia es muy reconocible porque el patrón de caída es muy particular. Se manifiesta como parches redondeados que van apareciendo en diferentes áreas de la cabeza. Aunque no es lo más frecuente, pueden acabar provocando la pérdida del pelo en toda la cabeza o incluso en todo el cuerpo, lo que se conoce como alopecia universal.

Al igual que la alopecia areata, la enfermedad celíaca también es de origen autoinmune. Hay numerosas investigaciones que señalan una correlación entre una celiaquía no tratada y la aparición o aumento de la alopecia areata porque generalmente padecer una enfermedad autoinmune aumenta las posibilidades de que se desarrolle una segunda con este mismo tipo de origen.

Del mismo modo, ciertos estudios han detectado una tasa relativamente alta de celiaquía en pacientes con alopecia areata. Por eso, muchos especialistas en salud capilar recomiendan un análisis de sangre para la enfermedad celíaca en pacientes con este tipo de alopecia.

Una dieta equilibrada y libre de gluten, clave para solucionar la alopecia por celiaquía

En la mayoría de los casos, la alopecia por celiaquía puede solucionarse eliminando los alimentos que contengan gluten de la dieta del paciente. Con el tiempo, muchos de los pacientes recuperan el cabello perdido después de adaptar su dieta.

Hay que tener en cuenta que para que nuestro pelo crezca sano y fuerte es importante seguir una dieta equilibrada que, independientemente de nuestras preferencias alimentarias, nos proporcione todas las vitaminas y minerales que necesita. En el caso de sufrir un déficit de alguno de ellos o si tenemos dificultades para absorberlos siempre podemos contar con el apoyo de la suplementación, pero siempre con la recomendación de un profesional especializado.

Si estás experimentando una pérdida de cabello y eres celíaco o sospechas que puedes tener intolerancia al gluten confía en la clínica Inpylus. Nuestros profesionales expertos en salud capilar pueden analizar tu caso para detectar el origen de tu problema y proponerte la mejor solución con tratamientos ajustados a tus necesidades. Reserva ya tu primera cita 100% gratuita y ven a conocernos. ¡Te esperamos!

Contacta con nosotros

Compartir este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Suscríbete a nuestra newsletter

No haremos spam

Sigue leyendo