Dark

Light

Dark

Light

Scroll to top

Alopecia en niños, ¿Por qué sucede y cómo solucionarla?

Alopecia en niños

La alopecia en niños no es tan frecuente como en los adultos pero, sin embargo, es un motivo de consulta más común de lo que parece.

Los padres suelen alarmarse mucho cuando a su hijo o hija se le cae el pelo. Aunque hay que aclarar que en la mayoría de los casos no estamos ante un problema irreversible. 9 de cada 10 casos de alopecia en niños es no cicatrizal, lo que significa que tienen cura y utilizando el tratamiento adecuado el pelo puede volver a crecer con normalidad.

Sin embargo, aunque la mayoría de los casos sean reversibles la pérdida de cabello no deja de ser un motivo de alarma ya que puede ser un indicador de problemas más graves como alguna enfermedad, desequilibrios nutricionales o tener un origen congénito.

En este artículo veremos cuáles son todos los tipos de alopecia en niños y sus diferentes causas, responderemos a la duda de si tienen solución y explicaremos por qué un buen diagnóstico es la clave para dar con el tratamiento adecuado.

Tipos de alopecia en niños y sus causas

Es importante tener en cuenta que no todos los casos de pérdida de cabello en niños se deben a un problema de alopecia. En algunos ocasiones estaremos ante un caso de caída fisiológica, es decir, una muda de cabello por temas hormonales o una caída estacional por ejemplo.

Una vez que hemos aclarado este punto vamos a ver algunos de los tipos de alopecia más comunes en niños y sus principales causas:

  1. Alopecia areata: Es un problema de alopecia que puede desencadenarse por diferentes factores aunque generalmente se debe a una respuesta inmunológica. Lo que sucede en estos casos es que los folículos dejan de producir cabello de forma brusca, afectando a diferentes zonas y provocando calvas. En el caso de los niños suelen aparecer especialmente en la zona occipital y temporal, llegando a afectar a todo el cuero cabelludo en casos extremos aunque no es lo más habitual.
  2. Alopecias traumáticas: También conocidas como alopecia por tracción. Lo que sucede es que, por diferentes causas como llevar peinados muy tirantes, el pelo se debilita y acaba por ser arrancado.
  3. Tricotilomanía: Se trata de un transtorno relacionado generalmente con problemas de ansiedad y que consiste en arrancar de forma compulsiva el pelo. Este problema aparece en muchas ocasiones durante la infancia o en la adolescencia.
  4. Como consecuencia de distintas enfermedades o carencias nutricionales: Por ejemplo debido a una anemia, problemas de ansiedad o estrés, tratamientos como la quimioterapia, patologías crónicas, etc.
  5. Alopecia occipital: Un tipo de alopecia que se produce en los bebés y que se debe a los ciclos de vida del cabello. Generalmente cuando tienen unos tres meses varios de sus folículos pilosos pasan a fase telógena y se caen de forma natural.

¿La alopecia en niños tiene solución?

Al igual que en caso de los adultos, depende del tipo de alopecia que sufra el niño o niña. Todos los tipos de pérdidas de cabello se dividen en dos grandes tipos: cicatriciales y no cicatriciales.

En las primeras los folículos pilosos están destruidos. Es decir, ha perdido su capacidad para producir pelo; lo que significa que el daño es irreversible.

Por el otro lado, todas las alopecia no cicatriciales tienen cura. En estos casos los folículos pilosos siguen teniendo la capacidad de hacer crecer el pelo pero por una u otra razón en ese momento no lo están haciendo. La forma de estimularlos para que el problema se solucione y el cabello se recupere dependerá mucho del tipo de alopecia. En algunos casos tan solo es cuestión de tiempo mientras que en otros será necesario aplicar un tratamiento, hacer cambios en la dieta, etc.

Para ofrecer una mayor tranquilidad es importante destacar que la mayoría de casos de alopecia en niños y adolescentes es no cicatricial, lo que significa que generalmente siempre hay posibilidad de revertir el problema y que el pelo vuelva a crecer de forma natural.

Un buen diagnóstico, clave para dar con el tratamiento adecuado

9 de cada 10 casos de alopecia en niños y adolescentes son reversibles aunque para conseguir que el pelo vuelva a crecer es importante encontrar el tratamiento adecuado.

La pérdida de cabello en niños y adolescentes puede deberse a muchísimas razones, puede ser una simple caída fisiológica consecuencia de los cambios por los que atraviesa su cuerpo en diferentes etapas o un motivo de alarma de un problema más grave por lo que es necesario investigarlos.

Además, no podemos olvidar lo importante que es el pelo para la autoestima de los más jóvenes; un motivo para investigar cualquier tipo de problema lo antes posible para poder solucionarlo cuanto antes.

Para tratar los problemas de alopecia en niños y adolescentes es imprescindible ponerse en manos de profesionales. En clínica Inpylus encontrarás al mejor equipo de expertos en salud capilar que pueden ofrecerte un diagnóstico certero sobre qué está originando cualquier pérdida de cabello y cómo solucionarla. ¡Reserva ya una primera cita 100% gratuita!

Contacta con nosotros

Compartir este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Suscríbete a nuestra newsletter

No haremos spam

Sigue leyendo