Dark

Light

Dark

Light

Scroll to top

Tratamiento después de un implante capilar

Tratamiento después de un implante capilar

A muchas personas que se están planteando ponerse pelo lo que más les preocupa es el momento después. Es decir, los cuidados y el tratamiento después de un implante capilar.

Aunque el procedimiento es muy sencillo y las molestias postoperatorias son mínimas, el implante capilar no deja de ser un tratamiento quirúrgico y como tal es necesario tener unas precauciones y cuidados básicos a posteriori. Además, para garantizar el éxito de la operación en muchas ocasiones se complementa con otros tratamientos para estimular el crecimiento del pelo.

Por otra parte, el seguimiento médico es imprescindible para evitar complicaciones y lograr un resultado óptimo. Algo que sin duda diferencia a clínicas expertas en salud capilar y garantía de resultados como Inpylus de opciones menos recomendables como los famosos trasplantes capilares en clínicas de Turquía que carecen de cualquier tipo de seguimiento.

En este artículo veremos en qué consisten los cuidados básicos y el tratamiento después de un implante capilar y explicaremos la importancia de disfrutar de un seguimiento médico adecuado.

¿Qué precauciones básicas hay que tener después de un implante capilar?

Tras realizar un implante con técnica FUE no es necesario que el paciente tenga que ser hospitalizado ya que no se corre ningún tipo de riesgo. El postoperatorio cuenta con una serie de recomendaciones que el paciente puede seguir descansando tranquilamente en su casa para garantizar que el proceso evolucione naturalmente. Estos son algunos de los puntos a tener en cuenta:

  1. Dormir: Se recomienda que durante la primera semana dormir los primeros días semitumbado en 45º con un collarín de viaje en el cuello para mantener la postura.
  2. Lavarse el pelo: Los primeros lavados se realizan en la clínica para supervisión de la cirugía y comodidad del paciente. La recomendación es lavar la cabeza con agua tibia a partir del día siguiente de la intervención, utilizando guantes.
  3. Trabajo: En la mayoría de las ocasiones el paciente puede incorporarse sin ningún problema en los días siguientes tras la intervención. Sin embargo, en casos en los que necesario llevar a cabo un gran esfuerzo físico o haya que utilizar caso sí que deberá ausentarse durante el periodo que recomiende el especialista.
  4. Deporte: No está recomendado realizar actividades deportivas intensas durante al menos el primer mes.
  5. Gorros y sombreros: Durante los tres primeros días la cabeza tiene que permanecer al descubierto. Podrán usarse gorros si ejercen poca presión durante la primera semana y cascos y similares a partir del mes.

Tratamientos más habituales

En función de las necesidades de cada paciente se puede emplear un tratamiento después de un implante capilar u otro. El cirujano pautará los tratamientos en los tiempos oportunos según la evolución del implante. Vamos a ver algunas de las opciones más habituales:

  1. Minoxidil: Se trata de un medicamento que se emplea tanto para estimular el crecimiento del pelo como para frenar su caída. Es un vasodilatador que estimula la microcirculación capilar y aumenta la irrigación sanguínea fomentando que los folículos reciban todo lo que necesitan para crecer.
  2. Finasteride: Este tratamiento después de un implante capilar se utiliza especialmente para casos de personas con alopecia androgenética para evitar que la enzima que convierte la testosterona en dihidrotestosterona (DHT) actúe.
  3. Compuestos vitamínicos personalizados: Fórmulas magistrales personalizadas para adaptarse a las posibles carencias de cada paciente.
  4. Laser terapia: Se trata de un tratamiento con el que se busca reactivar la circulación sanguínea del cuero cabelludo.

La importancia del seguimiento médico

Además de las precauciones que pueda tomar el paciente y los tratamientos complementarios que puedan aplicarse para que los resultados sean óptimos, un seguimiento médico adecuado es imprescindible para que tu implante capilar sea un éxito.

Uno de los aspectos diferenciadores de clínicas como Inpylus es la preocupación por el bienestar de sus pacientes antes, durante y tras la operación. Para nosotros el procedimiento no acaba cuando el paciente abandona el quirófano, ofrecer un seguimiento adecuado es tan imprescindible como realizar el implante.

Nos aseguramos de que la evolución de todos y cada uno de nuestros pacientes está siendo la adecuada y diseñamos todos los tratamientos complementarios necesarios para garantizarlo.

Confiar en una clínica especialista en salud capilar con un gran experiencia como Inpylus es la decisión más acertada si buscas unos profesionales que se preocupen por ti de principio a fin. Reserva ya tu primera cita 100% gratuita y descubre cómo podemos ayudarte a recuperar tu pelo. ¡Te esperamos!

Contacta con nosotros

Compartir este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Suscríbete a nuestra newsletter

No haremos spam

Sigue leyendo