Dark

Light

Dark

Light

Scroll to top

Alopecia frontal fibrosante: ¿Qué es?

alopecia frontal fibrosante

La alopecia frontal fibrosante es un tipo de pérdida de cabello cada vez más frecuente y cuyo origen, todavía indeterminado, se asocia a una respuesta autoinmune del cuerpo. Es un tipo de alopecia cicatrizal que suele afectar a mujeres a partir de la menopausia pero también pueden darse casos en hombres en cualquier momento de su vida y en mujeres pre-menopáusicas.

Como ya hemos visto en otras ocasiones en las que hemos hablado de los distintos tipos de alopecia, al ser de tipo cicatrizal, la alopecia frontal fibrosante no es reversible. Es decir, el pelo perdido no es recuperable pero los expertos en salud capilar como los que trabajan en clínica Inpylus pueden diseñar tratamientos personalizados para frenar su avance o, al menos, ralentizarlo.

En cualquier tipo de problema de salud capilar pero especialmente en alopecias cicatriciales el tiempo y la detección temprana son clave. Ante cualquier síntoma o motivo de alerta que te haga pensar que puede estar pasando algo con la salud de tu pelo nuestra recomendación es que acudas lo antes posible a un especialista. Un diagnóstico certero realizado por un profesional es clave para saber realmente qué está pasando y cómo actuar. ¿Sabías además que en clínica Inpylus la primera cita es 100% gratuita? ¡No te quedes con la duda y reservala ya!

Como primera orientación, en este artículo te contamos qué es la alopecia frontal fibrosante, los primeros síntomas y diagnóstico y los tratamientos más efectivos ante este problema de salud capilar.

¿Qué es la alopecia frontal fibrosante?

La alopecia frontal fibrosante es un tipo de alopecia cicatrizal cuyo origen no está completamente definido pero se asocia a una respuesta autoinmune. Es decir, el propio sistema inmunitario del paciente ”ataca” los folículos pilosos y los destruye de forma permanente; haciendo que el pelo pierda la capacidad de crecer.

Este tipo de alopecia afecta generalmente a mujeres después de la menopausia. Sin embargo, cada vez es más frecuente encontrar a pacientes varones y mujeres pre-menopáusicas.

Aunque la causa de la alopecia frontal fibrosante no está totalmente aclarada esta se caracteriza por tener un doble desencadenante autoinmune y hormonal que afecta a aquellos pacientes que tienen una predisposición genética a ello.

El mecanismo autoinmune es señalado porque es el propio organismo el que “ataca” al pelo, produciendo una inflamación que termina por destruir el folículo.

El factor hormonal parece influir en este problema de salud capilar ya que esta se presenta con mayor frecuencia en mujeres con menopausia precoz o extirpación del útero, así como en momentos de fuertes cambios hormonales como la menopausia.

¿Cómo saber si tengo alopecia frontal fibrosante?

La alopecia frontal fibrosante se manifiesta de una forma bastante reconocible ya que suele afectar al pelo de lo que conocemos como “zona de la diadema” o, dicho de otra forma, la zona fronto-temporal. Esta, puede ir avanzando lentamente durante años y en muchos casos llega a estabilizarse de forma espontánea. Visualmente parece que el nacimiento del cabello va retrocediendo y la frente se va quedando cada vez más despejada.

Además de a la zona de la diadema, también es muy frecuente que se vaya perdiendo el pelo de las cejas de forma progresiva. La pérdida de vello en otras zonas del cuerpo también es habitual.

En muchos casos los pacientes experimentan picor o escozor en la zona y enrojecimiento y descamación en el pelo afectado. También es común que aparezcan granitos en la cara similares al acné leve.

Tratamientos más efectivos

En el caso de la alopecia frontal fibrosante es muy importante controlar la inflación local para evitar que la raíz capilar se destruya de forma permanente. Por eso, es importante contar con un seguimiento periódico realizado por un profesional experto en salud capilar como los tricólogos de clínica Inpylus.

El procedimiento a seguir dependerá del paciente, aunque estas son algunas de las alternativas más habituales:

  1. Formulaciones farmacológicas personalizadas: Podemos utilizar antiandrógenos para controlar el efecto de las hormonas sobre la raíz del folículo frenando el avance de la alopecia y mejorándola en algunos casos.
  2. Microinyecciones con triamcinolona: Se utilizan para neutralizar las células inflamatorias y proteger el folículo.
  3. Minoxidil: Estimula el crecimiento del cabello y tiene propiedades anti fibrosantes que impiden la cicatrización del folículo piloso.
  4. Trasplante capilar: Únicamente recomendado en los casos en los que el problema está controlado y en localizaciones muy concretas para recuperar el pelo perdido.

El mejor tratamiento es siempre el recomendado por un experto en salud capilar tras analizar tu caso concreto. Por eso, no esperes más y reserva tu primera cita 100% gratuita en clínica Inpylus y descubre cómo podemos ayudarte. ¡Te esperamos!

Contacta con nosotros

Compartir este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Suscríbete a nuestra newsletter

No haremos spam

Sigue leyendo

suscríbete a nuestro blog para recibir consejos

Subscríbete a nuestra newsletter

No hacemos spam