Dark

Light

Dark

Light

Scroll to top

Problemas hormonales y alopecia

Problemas hormonales y alopecia

Los problemas hormonales o, mejor dicho, los desajustes en los niveles de hormonas habituales están muy relacionados con la salud capilar, especialmente en el caso de las mujeres. 

Cuando varían los niveles de estrógenos, testosterona o progesterona es habitual notar cambios en el volumen y densidad del pelo. Estas variaciones pueden incluso provocar la caída del pelo y están relacionadas con la aparición del tipo de alopecia más común, la alopecia androgenética.

En este artículo te explicamos cuál es la relación entre hormonas y salud capilar, los diferentes tipos de caída del pelo por problemas hormonales en mujeres y hombres y qué se puede hacer para solucionar este problema.

La relación entre las hormonas y la salud capilar

Como posiblemente ya sabrás, los estrógenos y la testosterona son las principales hormonas sexuales femeninas y masculinas, respectivamente. Pero todas las personas, independientemente de su sexo biológico, poseen ambas hormonas aunque habrá más presencia de la que corresponda a su sexo. 

Para que el organismo funcione correctamente y no haya un desequilibrio hormonal ambas hormonas deben de estar en unas concentraciones adecuadas. Cuando existen problemas hormonales, se rompe este balance y, entre otras consecuencias, el pelo es uno de los mayores afectados. 

Caída de pelo por problemas hormonales en mujeres

Las personas del sexo femenino son más proclives a sufrir problemas hormonales. Los ciclos menstruales, el embarazo, la menopausia o el uso de la píldora anticonceptiva provocan cambios hormonales que pueden causar la caída del pelo. Vamos a verlos con más detenimiento a continuación:

Embarazo y postparto

Normalmente, la mayoría de embarazadas notan que su pelo está más brillante y fortalecido. Esto se debe a que los altos niveles de estrógenos durante la gestación alargan la fase de crecimiento del cabello.

¿La consecuencia? Muchas veces, durante las primeras después de dar a luz, las mismas mujeres que presumían de pelazo durante el embarazo experimentan una caída de pelo postparto y pierden muchísimo pelo de golpe porque parte del cabello que había disfrutado de un ciclo de crecimiento más largo entra en fase telógena y se cae.

Menopausia

Es el momento más común en el que las mujeres empiezan a experimentar la alopecia androgenética. Muchas de ellas notarán un deterioro progresivo del pelo desde la raíz y una menor densidad y volumen a raíz de los desajustes hormonales propios de la menopausia.

Uso de anticonceptivos

La caída del cabello es un efecto secundario que pueden experimentar algunas mujeres cuando toman anticonceptivos. Hay que tener en cuenta que son hormonas que se introducen desde el exterior y se corre el riesgo de que provoquen un desajuste, dando lugar a una pérdida de cabello de origen hormonal.

Exceso de andrógenos

Todas las mujeres generan testosterona en sus ovarios pero una producción excesiva puede dar lugar a una alopecia androgenética femenina. Este exceso de andrógenos generalmente está asociado al síndrome de ovario poliquístico.

Problemas de tiroides

La tiroides regula el metabolismo y afecta a la salud capilar. En el caso del hipotiroidismo el cabello puede volverse frágil y seco mientras que con el hipertiroidismo los ciclos del cabello se aceleran y este se cae más rápidamente.

¿A los hombres también les afectan los problemas hormonales?

. De hecho, la alopecia androgenética (la más habitual en hombres) está muy ligada a los niveles de testosterona. En los hombres con alopecia androgenética, lo que sucede es que la testosterona se convierte en DHT, un metabolito muy agresivo que ataca los folículos pilosos, miniaturizándolos y finalmente destruyendolos.

¿Qué podemos hacer?

Lo más importante si notas que se te cae el pelo más de lo normal es consultar con un especialista como los que trabajan en la clínica Inpylus. Un diagnóstico es fundamental para saber si la caída del pelo realmente está relacionada o no con problemas hormonales o hay otra causa.

En el caso de que, efectivamente, tu problema de salud capilar se deba a problemas hormonales pueden tomarse algunas de las siguientes medidas:

  1. Uso de fármacos para estimular el crecimiento capilar y/o frenar la caída como en minoxidil o el dutasteride.
  2. Regular la producción de hormonas utilizando medicamentos, algo habitual en el caso de problemas de tiroides.
  3. Tratamientos de plasma rico en plaquetas (PRP) para estimular el crecimiento del cabello.
  4. Un trasplante capilar para recuperar el pelo perdido en la zona afectada por la alopecia en el caso de que la pérdida sea irreversible.

¿Quieres saber qué podemos hacer para ayudarte? Reserva tu primera cita 100% gratuita en la clínica Inpylus y ven a conocernos. ¡Te esperamos!

Contacta con nosotros

Compartir este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

No haremos spam

Sigue leyendo

Diagnóstico Online Diagnóstico Online